Esquí de montaña

La inmejorable ubicación del Refugio cuenta con un particular microclima que hace que los inviernos sean muy generosos en cantidad y calidad de nieve. Debido a las nevadas, el Refugio queda aislado de mediados de noviembre a mediados de abril aproximadamente.

Es uno de los mejores entornos del Pirineo para la práctica con raquetas de nieve y esquí de montaña, tanto para expertos como para quien se inicia. Aquí se encuentra el invierno en estado puro, se descubren rincones inéditos, panorámicas únicas, itinerarios por el bosque, circos glaciares solitarios, ascensión al Pico del Orri o simplemente la excursión de Rubió hasta el Refugio.

Desde Pic del Orri al Refugio

La Associació Esportiva Pallars organiza una salida de fin de semana a finales de temporada con los niños de competición y tecnificació al Refugio. Bajan del Pic del Orri esquiando por las palas y el bosque . Se lo pasan super bien!