Observación de estrellas

La orientación Norte-Sur del Valle de las Comes de Rubió y el enclave del Refugio, donde no hay ningún tipo de contaminación lumínica, hacen que en este lugar se puedan observar unos cielos nocturnos espectaculares, donde podemos contemplar una bóveda celeste impresionante.

Son muchos los visitantes, tanto profesionales como aficionados, que pasan noche en el Refugio para poder observar y fotografiar esta maravilla.

En agosto, entre los días 10 y 15, es muy recomendable venir y pasar noche en el Refugio para ver la famosa lluvia de estrellas Perseidas, también llamadas Lágrimas de San Lorenzo.